Alfonsina storni poemas. 5 poemas de Alfonsina Storni 2019-01-25

Alfonsina storni poemas Rating: 7,9/10 430 reviews

TU ME QUIERES BLANCA

alfonsina storni poemas

Las palabras se secan como ríos y los besos se secan como rosas, pero por cada muerte siete vidas buscan los labios demandando aurora. En su vano aguardar de la respuesta las cañas doblan la empinada testa. Ésa voz, que es ella misma, le hace sentir que le queda poco de vida. Sostenedme en las alas… Sostenedme y cruzad de un volido tan sólo, eterno y más eterno la inmensidad del mar… ¿Sabéis cómo se viaja hasta el país del sol? Tan dulces y tan bellas que nerviosos, mis dedos, se mueven hacia el cielo imitando tijeras. Categorías , Etiquetas Vamos hacia los árboles… el sueño Se hará en nosotros por virtud celeste.

Next

Alfonsina Storni

alfonsina storni poemas

Por entonces su enfermedad, cáncer de mamá, no tenía solución. Y en vez de comprender, puñal en mano Estábamos, hermano contra hermano;? En cuanto al contenido, cada uno de estos pareados contrapone un elemento del paisaje las olas, las aves, los barcos con el anhelo de paz eterna que anima la composición. Luego nos iremos descalzos a buscar piedras curiosas y flores sin perfume. Paulina, la madre, abrió una pequeña escuela domiciliaria, y pasó a ser la cabeza de una familia numerosa, pobre y sin timón. Mano huesosa apaga los luceros: Chirrían, pedregosos sus senderos, con la pupila negra y descarnada.

Next

Adiós!, Alfonsina Storni

alfonsina storni poemas

Las cosas que mueren jamás resucitan, las cosas que mueren no tornan jamás. De alguna manera siente que poco a poco se va volviendo un objeto, algo casi inerte que está ahí, que está presente pero que carece de valor para los demás. Acaso el mar no será más que un duro Bloque de hielo, como todo oscuro. Te reclaman destinos más gloriosos que el de llevar, entre los negros pozos de las ojeras, la mirada en duelo. Después, como un crujido de nudos que se quiebran… Tempestades soberbias que en los mares se enhebran; parto de los dioses… Un quejido de dios… ¡Y bocas que se muerden en un supremo adiós! Las cosas que mueren jamás resucitan, las cosas que mueren no tornan jamás.

Next

Adiós!, Alfonsina Storni

alfonsina storni poemas

Esto la lleva a adquirir una actitud de mujer mas madura e independiente. Esto la motiva a proponerle a su madre que le permita convertirse en actriz y viajar junto a la compañía que le había ofrecido trabajo, viaje del cual vuelve el mismo año. He visto críticas constructivas de escritores con mucha experiencia y sin nada de ego. Para ella, es la misma luna que era, es y será, pero su luz es más intensa, su reflejo más fuerte. Mira que tiene en la boca Una sonrisa traviesa, Y abarca en dos golpes de ojo Toda la costa de América. Y si en las manos tibias se os aduermen Palomas blancas y canarios de oro. ¿Quién es esa mujer que así se atreve, Sola, en el mundo muerto que se mueve? Alfonsina fue una dama fina y delicada, de una exquisita sencillez, según relatan algunos autores que le conocieron, que nos traslada hacia un sentir puramente femenino, a ese lado de mujer que muchas veces no es comprendido por el varón en una época machista.

Next

Poemas de Alfonsina Storni en español

alfonsina storni poemas

Te hablé también alguna vez, en mis cartas, de mi mano desprendida de mi cuerpo y volando en la noche a través de la ciudad para hallarte. Murió como ella quiso morir, Pero vive siempre eterna en el corazón y en el recuerdo de toda Argentina. Me trae un rojo ramo de flores de coral. Parece por momentos que mi cuarto estuviera poblado de espíritus, pues en la oscuridad oigo suspiros misteriosos y alientos distintos que cambian de posición a cada instante. Desdichada de mí, soy un abrojo, Y muero, mar, sucumbo en mi pobreza.

Next

5 poemas de Alfonsina Storni

alfonsina storni poemas

Miro el rostro de las demás mujeres con orgullo y el de los demás hombres con indiferencia. ¿Dónde estará ese mundo que persigo?. Pude amar esta noche con piedad infinita, pude amar al primero que acertara a llegar. Alma que como el viento vaga inquieta Y ruge cuando está sobre los mares, Y duerme dulcemente en una grieta. Esta cabeza mía se parece al crisol, Purifica y consume. Alma que siempre disconforme de ella, Como los vientos vaga, corre y gira; Alma que sangra y sin cesar delira Por ser el buque en marcha de la estrella.

Next

Alfonsina Storni: su feminismo en cinco poemas

alfonsina storni poemas

Categorías , Etiquetas ¿Dónde estará lo que persigo ciega? Y un ejemplo de ello es 'Hombre pequeñito', poema de 1919 del libro 'Irremediablemente'. Esta noche al oído me has dicho dos palabras comunes. ¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas, las sombras creadas por nuestra maldad! En el año 1909 decide terminar sus estudios en Coronda, donde se titula como maestra local. ¡Oh, qué amargo deleite, este deleite De buscar huellas suyas y seguirlas Sobre las manos vuestras tan sedosas, Tan finas, con sus venas tan azules! Análisis Alfonsina Estorni Martignoni fue una poetisa argentina que nació en el año 1892 en Suiza, sus padres se encontraban en dicho país por motivos de trabajo, y murió en Argentina en 1938. Categorías , Etiquetas Las cosas que mueren jamás resucitan, las cosas que mueren no tornan jamás. La obra de Alfonsina Storni demuestra un fino contraste entre la tristeza y la belleza. Vulgar estorbo, pálido follaje Distinto al tronco fiel que lo alimenta.

Next

Viaje, Alfonsina Storni

alfonsina storni poemas

Morir en el presente sumido en espirales de mariposas secas que pierdo y acompaño. La caricia perdida, rodará… rodará… Si en los ojos te besan esta noche, viajero, si estremece las ramas un dulce suspirar, si te oprime los dedos una mano pequeña que te toma y te deja, que te logra y se va. Dicen que en los solares de mi gente, medido Estaba todo aquello que se debía hacer… Dicen que silenciosas las mujeres han sido De mi casa materna… Ah, bien pudiera ser… A veces a mi madre apuntaron antojos De liberarse, pero se le subió a los ojos Una honda amargura, y en la sombra lloró. Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido No fuera más que aquello que nunca pudo ser, No fuera más que algo vedado y reprimido De familia en familia, de mujer en mujer. Fijos en la verja siguieron mis ojos, fijos. Sola, con sus criaturas preferidas En el seno cansadas y dormidas.

Next

La caricia perdida, Alfonsina Storni

alfonsina storni poemas

El deseo constante de haber querido hacer o que pasara, pero lo cual nunca logró llegar. Me levanté temprano y anduve descalza por los corredores: bajé a los jardines y besé las plantas absorbí los vahos limpios de la tierra, tirada en la grama; me bañé en la fuente que verdes achiras circundan. Hija de inmigrantes suizos, a los 11 años abandonó sus estudios para ayudar a su madre como modista. Mas será en vano que los muertos ojos Pretendan alcanzar los rayos rojos. Pellejo muerto, el sol, se tumba al cabo Como un perro girando sobre el rabo, la tierra se echa a descansar, cansada.

Next